tva-baisse-rosereauHace un par de semanas, fui a cenar con unos amigos a París. Hacia bastante tiempo que no pisaba tierras francesas, al menos dos meses, y me sorprendió ver una carta llena de tachones y de precios corregidos en rojo.

¿Han bajado los precios? , pregunté incrédula.

“No, han bajado el IVA”, me respondieron.

Francia decidió reducir el IVA aplicado a los restaurantes, desde un 19,6 % que se aplicaba anteriormente a un 5,5 % vigente desde el pasado 1 de julio, para intentar reactivar el consumo en estos establecimientos. Ayer recordé especialmente mi sorpresa cuando escuché a Elena Salgado exponer su “solidaridad moderada” de los españoles, lo que se traducirá en una subida de impuestos.

Los franceses han decidido llenar de tachones rojos las cartas de sus restaurantes para que los ciudadanos vean que  la bajada del IVA tiene una repercusión efectiva en la bajada de precios. Quizá los españoles deberían también llenar restaurantes, comercios, tiendas y todo establecimiento afectado de tachones rojos para que todos los ciudadanos, pero sobre todo el Gobierno, vea que la subida afecta a los bolsillos de todos, y en este caso, de forma poco positiva.

Foto: La Voix du Nord

Anuncios

greve-franceSi un día me levantara y alguien me dijera,

Laura, los precios han bajado, hoy tu dinero vale más,

yo diría,

¡Genial!

Sin embargo, en los últimos días los medios han alimentado el fantasma de la deflación. ¿Por qué es tan negativa? Hace unos meses, durante un curso que realicé sobre Comercio Internacional, tuve que defender en un debate por qué la inflación es positiva para una economía (mientras no supere cierto nivel, claro). Una compañera mía defendía la postura contraria. He de reconocer que ella estaba en desventaja, aunque la verdad es que cuando comencé el trabajo pensé que era yo la que estaba en una mala posición. No voy a enumerar todas las bondades de que haya una inflación controlada (porque me estoy aburriendo de sólo pensarlo), simplemente quería confesar que yo también caí en las “engañosas apariencias” de la macroeconomía y de otros muchos aspectos de la vida (casi todos) que son mucho más complejos de lo que los pintan.

(más…)

bandera_gay

¿Ha  mantenido usted relaciones sexuales con personas de su mismo sexo?

Sí.

Pues al saco de los enfermos.

En Francia son poco más sutiles que esto. El gobierno  de Sarkozy ha endurecido recientemente la ley que impide a los homosexuales donar sangre, discriminación que se concentra además sólo en los hombres. ¿La razón? Que son portadores potenciales de enfermedades infecciosas, especialmente del VIH.

“No es una opción filosófica, sino una cuestión de seguridad transfusional”, ha asegurado la ministra de sanidad francés según asegura el diario Público. Y digo yo, ¿no sería más seguro obligar a todos los donantes a pasar test periódicos sobre infecciones, sean homosexuales o no? Porque, más allá de la discriminación ejercida, la pregunta es: si yo tengo que recibir una transfusión de sangre en Francia, ¿ nadie comprueba si está infectada? (más…)