mayo 2009


pict_20071004PHT11213

Si hace una semana me preguntaba por quién iba a votar, ahora me pregunto simplemente si voy a votar. Y no es porque haya perdido las ganas de ir a depositar mi papelito, sino que simplemente el papelito no llega.  Hace ya varias semanas que solicité mi voto por correo y aún no he tenido ninguna noticia de mis pertinentes papeles. Y el día se acerca.

Quizás algunos piensen que exagero demasiado y que los papeles seguro que llegan a tiempo, pero es que no es la primera vez que no llegan. Concretamente, en las últimas elecciones locales y autonómicas celebradas en 2007 llegaron dos días después de la finalización del plazo de envío. Cabrea que tus papeletas lleguen tarde, pero cabrea mucho mas que el simpático cartero falsifique la fecha y ponga la de dos días atrás para que ni siquiera puedas reclamar. ¿De verdad pretenden que les tome en serio cuando se les llenan la boca diciendo “nosotros somos unos demócratas” si nos chulean de esta forma?

Sin embargo, mis papeletas tardías no son el único ejemplo de lo poco en serio que se toma a menudo el asunto del voto. (más…)

Anuncios

Union-europeaEsta mañana he recibido un mensaje de mi compañía de teléfonos y por una vez no eran malas noticias. ” A partir de ahora tus mensajes al extranjero costarán 0.13 euros en lugar de 0.75″, decía. En ese momento pensé: pues es cierto eso que dicen de que las leyes aprobadas en el Parlamento Europeo sirven para algo. Obviamente a mi compañía teléfonica, Belgacom, una especie de Teléfonica a la belga (con el mismo principio chupasangre), no le ha dado un arrebato de solidaridad, sino que se ha visto obligada a cumplir la legislación aprobada hace menos de un mes en el Parlamento Europeo.

La verdad es que yo, que tanta apología hago del voto en las elecciones europeas, no sé a quién votar. Lo que si sé es que no pienso votar a un partido cuyo principal discurso sea la defensa de su propio país (en este caso España) en lugar de la defensa de un sistema común. El otro día pude asistir a una conferencia de Felipe González en la que el ex-presidente español (quien por cierto encandiló a la sala a pesar de ser el único que no habló en inglés) pronunciaba la siguiente frase: (más…)

 

vergara_12_mayo

 

Dos futuros, dicen, se debaten hoy. Uno de ellos es el de España, en su Debate de Estado de la Nación, donde, algunos aseguran, Zapatero pondrá las bases de un nuevo modelo más social, más innovador, más verde y con mayor implicación de las comunidades autónomas. El otro es el del Socialismo  (La Socialdemocracia y los retos del futuro. ¿Cuál será el modelo progresista para Europa? han titulado el congreso) cuyos designios se debaten desde hoy en Atenas. Lo que más me gusta de estos dos supuestos debates de futuro es la idea subyacente de que los modelos hasta ahora utilizados ya no sirven, de que las formas de hacer política han cambiado. Eso no implica que no nos decepcionen y que el socialismo no siga escudándose en la cómoda idea de que ha sido el capitalismo el que ha fallado y que su modelo sigue siendo válido. Pero no deben olvidar que su modelo ya murió en 1973 debido a otra gran crisis. Probablemente sea cual sea el modelo que planteen, tanto para España como para el Socialismo, lo único que se puede sacar en claro es que alguna crisis acabará con él, porque las crisis son inevitables. Sin embargo, hay ciertas cosas, como los modelos de participación política o la cultura de los ciudadanos, que son mas difíciles de derribar. Por ello, aunque la premura económica obligue a centrar esfuerzos en medidas anticrisis, espero que en los debates no se olviden esos otros pilares que sostienen nuestro sistema de libertades. 

Viñeta: Vergara – Publico

“El cierre de un medio de comunicación no es sólo un desastre humano y profesional para decenas o cientos de trabajadores sino también una pésima noticia para la calidad de la democracia”.  

lazo_periodicoAsí comienza el comunicado de prensa que ha emitido Comisiones Obreras con motivo de la jornada que se celebra hoy en defensa del empleo digno en los medios de comunicación y, la verdad, yo no encuentro palabras mejores para expresar la misma preocupación.

 No es la primera vez que escribo sobre este tema, aunque creo que por salud propia voy a tener que dejarlo, porque cada día me deprime más. Lo que más me entristece aún es que prácticamente ningún medio ha informado sobre la convocatoria, no vaya a ser que se les acabe el chollo del periodista a 600 euros. Y me entristece porque, francamente, me gustaría más allá de que la convocatoria tenga éxito, que la gente empatizara con nosotros, que  comprendiera que nuestra situación empeora a cada minuto que pasa y que, para colmo, nuestra reputación también decae por momentos. Pero esto no es posible si no tienen conocimiento del problema y por mucho ruido que podamos meter en las manifestaciones, pocos se enterarán si se hace una espiral de silencio en torno a este tema. 

En fin, qué desgracia es estar obligado a contar las desgracias de los demás cuando a menudo te parece inmoral hacerlo, pero tener que callarte la tuya.

¡Me encanta internet! Creo que dentro de poco no habrá nada que no se pueda hacer en alguna página de la web. ¡Incluso salir de dudas! Por el momento, la Universidad Europea de Florencia ha creado EU profiler una herramienta que, contestando a unas sencillas preguntas, te dice cuál es el partido político con el que tienes una mayor afinidad y cuál es tu perfil dentro de un eje izquierda-derecha.

euprofiler1

Ya no sirve la excusa de “yo no voto, porque no sé a quién votar”. Por supuesto, el voto es algo mucho más serio que dejarse guiar por lo que diga una página web (aunque probablemente la metodología sea muy científica y acertada). A mí, por ejemplo, el resultado no me ha sorprendido mucho, pero no le voy a hacer caso. Eso sí, para los indecisos les puede dar una pista sobre por dónde comenzar a informarse.