nuevo-barrio-europeo

Cuanto más veo el proyecto, más me horroriza. La Comisión Europea y la región de Bruselas han dado a conocer hoy el proyecto de reordenación del barrio europeo en Bruselas, diseñado por el arquitecto francés Christian de Portzamparc. La verdad es que va a ser curioso ver esos grandes rascacielos al más puro estilo asiático, junto a Berlaymont (construido a mediados del siglo XX) o al Residence Palace, de principios del mismo siglo y de estilo modernista.

Según las palabras del comisario europeo de Asuntos Administrativos, Siim Kallas, el objetivo es convertir el barrio europeo en un “centro simbólico, más humano y más bonito”. Igual seré yo, pero rascacielos y humano no me encajan bien en la misma frase. Y bonito… pues difícilmente.

Además, el proyecto promete mantener levantadas las calles de Bruselas durante años, ya que se ha dado una fecha de inicio (2011), pero no de finalización. Eternidad asegurada. Además, se ha asegurado que en el proyecto no se ha contado con la utilización del espacio por parte de los periodistas, una de las principales comunidades que pueblan las instituciones europeas (unos 1.200). A mí de momento no me convencen.

Anuncios