noches-estrellada-2Las turbulencias, en la teoría física, es un fenómeno complejo que ha causado quebraderos de cabeza a cientos de científicos desde que Leonardo Da Vinci comenzara a cuestionarse su naturaleza. Obviamente no soy la persona más adecuada para hablar sobre las teorías de las turbulencias ni su sobre su cálculo. No obstante, Van Gogh, quien a priori parecía tener la misma idea que yo sobre dinámica de fluidos, no tuvo problemas en representar turbulencias que imitaban con precisión casi milimétrica el comportamiento real de este tipo de fenómenos. La vorágine interna que sentía calculaba por él los movimientos y los transmitía a su lienzo.

Yo no tengo su suerte y ahora mismo sería incapaz de dibujar mis turbulencias para deshacerme de ellas, incluso si, como Van Gogh, siento que revuelven mi interior. Pero también soy consciente de que en cierto modo soy más afortunada, porque sé que después de la vorágine llegará la calma, calma que nunca tuvo Vincent. Así que ahora me paso el día con mi lápiz en la mano intentando dibujar y el papel sigue en blanco. Pero sé que pronto podré llenarlo.

Anuncios